lunes, 23 de marzo de 2015

Villanos Super Sentai (38): Shadow Line (7 de 8)


Gritta

Si hay alguien trágico en la Shadow Line, es la princesa Gritta. Hija de Madame Noire, llama la atención desde el primer momento. El resto de sus congéneres poseen una gótica elegancia. Clase, incluso distinción en alguno. Gritta en cambio parece un anuncio de bollería industrial. No es oscura ni siniestra. Tiene un aspecto brillante y luminoso y hasta cierto punto resulta adorable. Es también la herramienta que su madre, Madame Noire, piensa usar para casarla con el Emperador de la Oscuridad...y usar cierto poder de su hija para derrocarle y que Gritta ocupe el trono. Y a través de ella, ser quien gobierne.

Plan que le sale mal, porque por quien Gritta siente algo es por el General Schwartz. Sería muy largo de contar todo lo que ocurre, ya que es una de las tramas a largo plazo de la serie. Baste decir que Gritta acaba absorbida a su vez por el Emperador... pero una pequeña parte de ella permanece dentro de su esposo. Debido en parte a cierta obsesión de este por «su brillo»... y esto acabará teniendo consecuencias interesantes, por así decirlo.


Gritta es alguien que da pena, pero hasta cierto punto. Es cierto que nunca se tiene en cuenta lo que ella desea u opina. Por nadie, salvo quizás por cierto general (y solo por un sentido de la gratitud y honor que ya quisieran muchos). No hay que olvidar que es miembro de la Shadow Line y cuál es su modo de vida y meta definitiva. Y aun así, a pesar de todo, uno no puede evitar sentirse apesadumbrado por lo que sufre...

3 comentarios:

Overlord Gabriel dijo...

a mi Grita me cayo muy bien desde que la vi y en cierto punto... me hizo pensar que ojala hubiera podido dejar a los sombras... pero bueno. lastima que paso por mucho sin que realmente fuera malvada,pero al menos no murio.
aun asi hay algo que me confunde y es en el final de la serie. tal vez sabes lo que es.

Deka Black dijo...

Si, creo saber que es, y lo diré asi: La luz sin la oscuridad no puede existir. Y viceversa. Es necesario un equilibrio.

José Andrés dijo...

En efecto parece un personaje bastante trágico por lo que comentas.
Confío en que al menos su dramática exisencia haya tenido algún momento de plena alegría.