martes, 9 de febrero de 2010

Tokusatsu Eiga: Godzilla Vs. Destroyer


Advertencia: He tratado de mantener este texto libre de spoilers al máximo. Sin embargo, considero justo avisar que aun así, puede desvelar aspectos de la trama a quien no haya visto aun la película. Si sigue leyendo, es bajo su propia responsabilidad. Quien avisa no es traidor


Ya he mencionado varias veces esta película. De hecho, dediqué el Personaje del Mes a Destroyer. También, he mencionado las sensaciones que me produjo su final. Pido disculpas pues por si repito algo ya dicho.


Esta entrega supuso el final de la serie Heisei de Godzilla. Un final con varios regresos, argumentales y de personajes. El primero y más evidente, el Eliminador de Oxígeno. O más bien sus consecuencias. El segundo, dos personajes. El primero, y que supuso una grata sorpresa, Emiko Yamane, interpretada por la misma actriz que le dio vida en 1954: Momoko Kochi. Solo aparece en una y muy determinada escena, hablando de la necesidad de que el sacrificio del Doctor Serizawa no haya sido en vano. El otro, el Doctor Yamane, su padre. No en persona, pero si en una foto que sostiene Emiko.


Una reaparición, que no lo negaré, me hizo muchísima ilusión como súbdito de Su Radiactiva Majestad. Una película con un sentido de amenaza constante, en la figura de un Godzilla que puede llegar a estallar (literalmente) y con multiplicarse. Porque aquí aparece un Little Godzilla (no confundir con Minilla) ya crecido, convertido en Godzilla Jr. Una versión más joven y de menor talla que su padre, pero no menos peligrosa.


Y Destroyer, claro. El exterminador, el magnicida. El que puede que sea el daikaiju más peligroso y letal de todos aquellos a los cuales se ha enfrentado el Rey de los Monstruos. Al respecto de esta criatura, mi opinión es que entre otras cosas es una suerte de representación de que todo tiene sus consecuencias en mayor o menor grado.


Sea como sea, esta película supone un más que digno final de la etapa Heisei, con una escena final a la altura que es un homenaje y reconocimiento de Godzilla como pocas veces se ha visto. Esa no es una muerte regia como debe de ser. Porque, nunca me cansaré de decirlo. Godzilla nunca muere, jamás. Suyo es el Aliento del Atomo, que le confiere la inmortalidad. Suyo es el Trono Monstruoso. No es una muerte. Es un renacer, un mensaje a todos los que pretenden usurpar su puesto.


Porque, ahora y siempre, Godzilla es el Unico y Verdadero Rey de los Monstruos.


¡Nos leemos!



Proxima actualización: Jueves, con Nexo TLQM

6 comentarios:

Kraken17 dijo...

DESTOROYAAAAH!

Sorry, tenía que hacerlo xD

Deka Black dijo...

¿Eso es acento de Kyushu o de Osaka?

El Capitán dijo...

Me apetecería un montón verla ahora mismo, a ver si la encuentro por ahí...

Por cierto, si se me permite, una pequeña sugerencia para los comentarios de las pelis. Una pequeña ficha con el año, título y quizás director no estarían mal.

Deka Black dijo...

Tomo nota de la sugerencia para futuras reseñas. Y la verdad, solo por ese final, ya merece la pena verla.

Dieck dijo...

Da un poco de miedito el Destroyer… comparado con otros, el resto son como Teletubbies (aunque a éstos también se le ha de tener miedo XD)

Deka Black dijo...

Destroyer hace honor a su nombre, Dieck. Vaya si hace honor. Hay una escena con unos lanzallamas que es...