jueves, 20 de diciembre de 2012

Las reposiciones



A veces uno quiere saber con certeza que  lo que va a ver le va a gustar. No quiere ni siquiera fiarse de las opiniones que escucha acerca de tal o cual serie o película recien estrenadas. Quiere (o incluso necesita) saber que lo que va a ver va a ser entretenido. Que le va a gustar.

Puede ser también que, simplemente, no quiera ver nada nuevo o diferente. Ló unico que quiere es distraerse, si más. No se siente con ánimos o fuerzas para probar algo nuevo. En esos casos, ha llegado la hora de una reposición.

Volver a ver una película o serie que sabemos que da resultado y cumple el cometido de hacer pasar un buen rato mientras dura. La elección puede ser todo lo facil o dura que queramos. Depende de lo que queramos disfrutar. Si es solo una distracción momentanea, una película es aconsejable. Si algo que dure más, quizás una serie. Quien esto escribe  lo ha hecho a menudo. Y siempre el resultado ha sido bueno. Mayor o menor, dependiendo de la circunstancias. Pero satisfactorio en todos los casos.

Revisitar series y películas tokusatsu que ya se han disfrutado es divertido. Ves algo que ya te gustó la primera vez. Puedes descubrir pequeños detalles, o grandes, que se pasaron por alto la primera ocasión. Cosas que añaden calidad al trabajo realizado.

En el momento de escribir estas lineas, un servidor esta haciéndose una reposición de Tokusou Sentai Dekaranger. Y en cada episodio descubro cosas que no vi la primera vez. No soy un fan cegado.Esto dicho tambien es valido para los errores. Pero la parte buena supera a la mala.

¿Mi conclusión? Ver de nuevo obras tokusatsu que os gustan es bueno. No solo entretiene. Quizás descubrais algo que no visteis la primera vez. Algo bueno.

¡Nos leemos!

4 comentarios:

Dokura AnimeToku dijo...

Tienes razon, por lo menos yo lo he hecho con el final de Akibaranger y con el final de Cutie Honey THE LIVE y pues a decir verdad pude observar cosas que se me habian pasado en la primera ocasion

Deka Black dijo...

Gracias ^^ A mi me sirve para eso. y pra cuando estoy demasiado perezoso y no me apetece buscar nada nuevo.

José Andrés dijo...

Pienso igual.
Suelo hacer eso mismo con los libros o determinados juegos.
Cada pocos años los saco de la estantería, y descubro que han cambiado.
O quizá soy yo el que ha cambiado después de todo...

Deka Black dijo...

Mitad y mitad, diria yo ;)