martes, 10 de mayo de 2011

Romance Super Sentai

Ah, el amor. El romance. En los Súper Sentai ha habido lugar también para ello. Más y menos explícito. Más y menos trágico… y del que hoy voy a hablar. Antes quiero dejar claro que se que hay muchos más ejemplos. Y muchos de ellos trágicos. Pero este caso es mi favorito por varias razones.

Es reciente (y más fácil de mostrar ejemplos cuando se habla de determinados momentos), está bien contado. Y sobre todo, en este caso el amor es un factor de redención y fuerza para la pareja. Y que diablos. Los dos me caen muy bien.

¿Qué de quien hablo? De estos dos:


Rio y Mele. Los rivales (más que enemigos) de Jyuken Sentai Gekiranger Hay algo que me gustó, y es que nunca llega a ser una relación fracasada. Más bien al contrario. Rio se muestra duro, esquivo a las atenciones de Mele. Pero eso no quiere decir que no reconozca sus atenciones ni desconozca lo que ella siente.

Al principio da la sensación de que se aprovecha de sus sentimientos para tener una agente fiable y leal. Al final de la historia no me quedó tan claro. Llegué a la conclusión de que no es que se aprovechara de forma egoísta. Lo hacia precisamente porque en su propósito sabia muy bien estar rodeado de agentes dados a la puñalada por la espalda. Necesitaba de alguien de confianza. La necesitaba a ella.

¿Y Mele? Resucitada por Rio. Esto, a poco que uno piense le da un giro divertido al asunto, porque en realidad, la mayor (varios siglos de edad) es ella, no él. Resucitada y enamorada. MUY enamorada, como deja patente de palabra y de obra a lo largo de la serie. Lo que hace, lo hace por él, para él. ¿Sacrifica sus intereses personales por amor? No, porque sus intereses son Rio y que sea feliz.

De hecho, es lo que siente lo que la salva de caer en la villanía absoluta y ayuda a salvar a Rio en gran parte. El amor de ella es el “algo” que le queda cuando no le queda nada más. En mi opinión, es gracias a lo que acaban expresando al final de la historia que todo acaba bien. Rio por fin sabe quien es su verdadero enemigo. Quien su aliado. Y Mele está feliz por ello.

Mi pareja favorita, por encima de muchos quejicas (Ryo Tendou, te miro a ti). Porque como ya he dicho en las primeras líneas, aquí el amor es un factor de redención final. La relación de ambos personajes funciona, triunfa y les ilumina.

Eso, queridos lectores, es algo que no se ve muchas veces. Sea cual sea el lado de la pantalla.

¡Nos leemos!

4 comentarios:

Old School Generation dijo...

Te has desmarcado con una entrada realmente bonita.
No quiero decir que el resto de reportajes no lo sean, pero es que a esta le has sabido imprimir ese sentimiento que tan hondo cala entre los corazones.
Ah! Que bonito es el amor :D

Deka Black dijo...

Hombre, gracias. Es que hay que verlo. La relacion entre Mele y Rio es uno de los temas principales la serie.

No lo he buscado a drede. es que para una relacion que no acaba heca cisco...

Wingspan dijo...

Un apunte: al final se vé que Ryo sí ama a Mele. Si recuerdas, Ron dijo que ella era la causa de que Ryo mantuviera un corazón humano y no se transformara del todo en el dios de la destrucción. Además, si por reunirse junto a ella es capaz de sacrificar su vida, por algo es.

Deka Black dijo...

MUY cierto, Wingspan. Me temo que debo reconocer que me centro mucho en Mele, y agradezco lo que dices porque completa y amplia lo que yo digo.